Fajas para hacer ejercicio – ¿De verdad quemamos grasa?

En grandes centros comerciales, en tiendas más pequeñas y especializadas, en la teletienda y hasta en la farmacia. En casi cualquier sitio vas a ser capaz de encontrar fajas para perder grasa. Se usan alrededor del estómago y pueden ser adquiridas por poco más de 10 euros.

La preocupación por la obesidad es algo habitual y lógico en nuestro mundo. De ella derivan muchas complicaciones coronarias y determinados tipos de cáncer.

Ganar peso es muy sencillo, pero perderlo ya es otra cosa. Por eso surgen por doquier soluciones mágicas que prometen ayudarte a hacerlo con el mínimo esfuerzo. En ocasiones podemos encontrar productos con una base científica probada como la l-carnitina, pero la mayoría son puro marketing. Y en algunas hasta llegamos a encontrar consecuencias perjudiciales.

Analicemos el caso de las…

Fajas de neopreno

Si llevas una de estas fajas mientras haces ejercicio, el sudor que produces se quedará atrapado en ella. Es cierto que así vas a sudar bastante más, pero también que ese sudor no se liberará hasta que te la quites, y eso es un problema.

Los comerciales que te la venden afirman que el uso de esta faja para el gym puede recortar el tamaño de tu cintura a una velocidad bastante elevada. Incluso pueden abrumarte con testimonios deslumbrantes. Se supone que su funcionamiento se basa en elevar la temperatura corporal de forma local, lo que causa una pérdida de peso a través del sudor.

fajas para el gym

¿Son estas fajas quema grasa?

Lo cierto es que si bien estas fajas promueven la sudoración, el peso que vas a perder así es fundamentalmente agua, y tiene poco o nada que ver con la grasa. Esta pérdida de peso será sólo temporal, y tus kilos van a volver en cuanto te re-hidrates. El nombre de faja quema grasa se cae por su propio peso

De hecho lo que el uso de fajas de neopreno durante el ejercicio puede provocar es que la tonificación y el trabajo de los músculos abdominales sea más complicada. La presión que ejerce sobre la zona hace que los músculos se relajen. Trabajan menos y queman una menor cantidad de calorías de lo que harían sin la faja.

Además el sobrecalentamiento derivado del uso de una de estas fajas térmicas reducirá tu capacidad de hacer ejercicio. Gastarás antes tu energía y todo tu esfuerzo por perder peso se resentirá.

Peligros

Incidiendo en todos los detalles que hemos visto, las fajas para el gym lo que van a provocar es un sobrecalentamiento local que a medida que sigas trabajando se extenderá. Vas a sudar mucho y perderás algo de peso a través de ese líquido. Sin embargo esto conlleva también riesgo de deshidratación. Y dependiendo de la intensidad del ejercicio y de la temperatura del ambiente, podría incluso dar lugar a un golpe de calor.

Un exceso de sudoración también conduce a cambios en la composición química de la sangre, la reducción del torrente sanguíneo y el envío de menos oxígeno a las células. Una pérdida descontrolada de líquidos puede derivar en mareos, debilidad, confusión y, en casos extremos, el coma y la muerte.

Os dejo un vídeo de mi amiga Elena Malova en el que nos explica de una manera práctica los peligros de la faja quema grasa:

La grasa es perjudicial

Descartando el uso de una faja para perder grasa, lo cierto es que hay que advertir que es importante tomarse en serio su eliminación. La grasa que se acumula alrededor de la cintura es la más peligrosa, ya que produce hormonas muy perjudiciales para la salud. El exceso de grasa abdominal se relaciona estrechamente con varias enfermedades complicadas. Entre ella podemos citar la hipertensión, problemas cardíacos, el cáncer de mama y de colon o complicaciones en la vesícula.

quemar grasa

Conclusiones

Como vemos, es muy tentador pensar que existe un remedio milagroso que elimine tu grasa sin esfuerzo. Sin embargo la pérdida de peso no es mágica, si no matemática. No puedes utilizar un aparatito de forma local para que te elimine la grasa de esa parte de tu cuerpo. La única manera efectiva de perder peso es consumir menos calorías de las que quemas. Te guste más o menos, tienes que controlar tu dieta.

Dicho de otra forma. Un kilo de grasa equivale aproximadamente a 7000 calorías. Si quieres perder un kilo a la semana tienes que eliminar 7000 calorías de alguna manera. Puedes hacerlo a través del ejercicio, la dieta o lo más apropiado, una combinación de ambas.

Aunque no se puede elegir de qué parte de tu cuerpo quieres perder grasa, sí es cierto que la abdominal responde mejor al ejercicio. Una vez que te decidas a emprender una rutina, tu cintura va a ser lo primero en lo que notes la diferencia.

Sumario
product image
Opiniones
5 based on 1 votes
Nombre
Lcarnitinainfo
Artículo
Fajas para hacer ejercicio